jueves, 6 de octubre de 2011

Agua cae de la nada

Hay una luz que vemos cuando nos encontramos en los ojos
una musiquita solo para nosotros
para los que sabemos que estamos perdidos,
igual nadamos
esta ola de la felicidad
y nos damos la mano y sin anunciarnos derrumbamos la puerta y entramos
porque sabemos que somos igual a ésa gente
que quedaron esperando alguien que no va a volver
nunca más
los que están ciertos que tenían una sola
oportunidad y la perdieron
los obligados a saltar al vacío, dejar ir.
Y que esperaban sonrientes
    sin una corazonada
y oyeron un llamado, una voz
    y una corazonada
oscura les mordió los talones
y la realidad les vendió lágrima
.
.
.
Nos abrazamos igual
y un perro nos lamió la cara y
nos vimos obligados a tomarnos todo un mar
a morder toda la sal de un mar
toda la arena
de un mar.

Los que saltan
a una pileta oscura, de noche
no pueden ver el fondo
no pueden ver y
nadamos igual

... y nos fuimos del mundo
... y nos fuimos AL MUNDO.

1 comentario:

Ana Bermejo dijo...

Hermoso, enhorabuena :-)