martes, 21 de septiembre de 2021

 há velas diminutas la
no longe onde o ceu
junta-se ao mar
palmeiras praia areia um
flamejante sol avermelhando o ar
há selva lá no morro esverdeando
e o que mais
nosos olhaantes olhos
nossas maos
calor
que mais
brilhante
a sua risa vem na brisa uma carícia
vou caminhar agora entrar nessa água morna
clara limpa salgada vou flutuar
no ritmo dessas
suaves ondas, vou
os passaros da tarde ver voar
alto alto alto com eles
vou voar voar
voar

lunes, 21 de junio de 2021

de lo que no vuelve

el cielo estaba rojo
el sol se iba
la brisa que llego
    se fue
un aroma
toda luz trajo un color
era tan tibio
   y tierno y leve y tan cielo y playa y tan mar
        y palmera
          y tan
(una luna nace del mar)
y todo y nada y nunca mas
un suave murmullo
un casi silencio
un algo frágil que una cierta palabra puede quebrar
a todo pulmón
un grito
adónde estas?

martes, 5 de mayo de 2020

Es como cuando te despertás después de haber soñado el pueblo
donde vivías cuando eras chico
era un día de sol y agarrabas la radio destartalada, la coca, las
galletitas  y te vas
con tus amigos
a andar en bici,
por horas,
y horas, caminos polvorientos,
aromas en la brisa y el sol
y hablaban y hablabas y hablaban y la risa
y la escuela y el fútbol... y las chicas
y
las risas
y el pasto iba quedando atrás entre vacas
y cielo

Cruzaron campo,
vas por ese camino
que recorriste tantas veces
que conocés de memoria,
la palma de tu mano,

uno se va atrás del árbol
a hacer pis
mira las hormigas
subir el tronco

pasando el arroyo... hay un lugar
yo se
vayamos ahí
una vez más
por todo por todos
solo una sola vez más...


Pero te despertás y ya vivís en otro país lejano, y vos te estás volviendo viejo,
tan cansado...
el cielo tiene otras estrellas, el sol ya no es el mismo

ni vos.

y ese lugar
no existe más.

domingo, 3 de mayo de 2020

viernes, 3 de enero de 2020

como si supiera...


ellos oian la radio
un gingle oido cada tarde cantaba blablablabla
"la danza de la fortuna como ninguna" blablablabla...
era la tarde, hacia un calor apretado la atmósfera se ahogaba
la hora de la siesta, y yo, tirado en la cama
la luz venía de afuera a pedazos tenía otro color
a veces la perra me miraba, a veces me lamió la cara y yo reí
me acuerdo que recuerdo las manchas de humedad, la pared
el espejo del baño, azulejos celestes las baldozas del piso
afuera el sol el calor alguna mosca pesada
las voces de los chicos llegaban de la calle
el dia habia jugado con agua en un fuenton. el sol la calentaba,
la gata azul miraba y me veía
como si supiera
me acuerdo que habiamos almorzado, me acuerdo que reian. me acuerdo una angustia por salir y ese brillo ese sol
y en ese momento no sabía
que un día

domingo, 15 de septiembre de 2019

Soy todo yo esta tarde ahora


Podría haber un mar
atrás
aquella esquina
Un mar
El aire está caliente
A veces
una brisa
Olor a pasto
A tiempos
Los pájaros han
posado
el árbol aquel
y chiiillan y piiian
ensucian la vereda
una pluma viene con el aire
ahí
olor a campo
eucaliptus
ese árbol
ese
allá
los pájaros
el sol
rojo
se va
al horizonte
un beeerrido arruga el sonido de la tarde
del
sol que se va
un berriiiido y un pato le responde
grazna
la noche
despertando
el sol
se va
dóooonnde
eesssstaaas  sshhh   mar
sabor de olas
ruuuiishhhgiiido de mar
mosquitos shhh  shhhh
aire shhhh

soy todo yo esta tarde
ahora.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Luna

Entre las luces de la avenida
Entre los edificios
Mas allá de los semaforos parpadeantes
Tras las ramas de ese árbol
Se ve la luna.

Oigo charlas lejanas
autos pasan
La brisa tibia trae suave
Aroma a fresias
Y entre carteles luminosos que prenden
y que apagan
Se ve la luna

La noche recién comienza
En esta primavera que recién comienza
Y se ve la luna.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Adios

me recosté
sobre el viejo tronco al borde del acantilado
mi corazón cansado deje descansar
dejé
mi vista se perder allá
en el oceano
y sonreí
con los ultimos rayos de ese sol diciendo adios
y saludé
la noche y todas las cosas
me dijeron adios
en ese cielo estrellado hay
unas pocas estrellas para mi
que
para mí
estan mirando hoy
dijeron hace siglos adios
hay
profundidades que de un vistazo no
se ven del mar
la suave brisa me besa la cara y se va
hay hiervas que movidas por el viento me
acarician la mano
les
digo adios
y
pienso en todas las niñas que tome de la mano, una vez
y
pienso en la única niña
que tome  
de la mano una vez
y ví
sol de una mañana
frio de noches que amé
mi beba en la cama, respira
de antes un yo cae en el pasto húmedo recién cortado de un jardin
una tarde noche de un verano y vio
luna en cielo azul marino fascinado
era un niño
que después rió jugando con amigos
todavía sin saber
alguien que vio
algunos gatos, algunos perros unos abuelos y algunos mas le han dicho adios
y mil cosas mas le saludaron
y casi como que entiendo
casi como que veo
casi como que casi sé
y río
lágrimas caen por la mejilla
hasta la boca
Saladas.

adiós.

martes, 7 de agosto de 2018

recuerdos de noches frías del viento frio cortante en la cara cuando mis ojos se perdían en la oscuridad del mar de aquel mal y el largo camino solitario volviendo a la casa allá en el monte a pasar las horas cerradas recostado en ese catre campero ver las estrellas en ese moverse lentas como animales milimétricos de ese transparente cielo arropado por el arrullo de los pinares que conversan suavemente con la brisa helada a lo lejos unos perros y otros perros ladran y los imagino fieros tras las sombras de repente aúlla uno y otros aúllan entablan una inquietante conversación canina puedo identificarlos por sus voces adivinarlos enormes medianos flacos gordos rabiosos cusquitos ladrando a repetición por veces mi perra mi amiga fiel y fuerte y bella ella siempre a mis pies se revuelve entre sus trapos tibios gruñe gravemente por lo bajo mirando hacia las tinieblas y escucho su respiración y puedo presentirla allí siempre allí como ahora todavía tras tanto tiempo a veces y eran esos arenales llenos de abrojos al borde del campo como un otro océano enorme obscuro susceptible incierto que también lo veo como un miedo a la profundidad como las olas que se mueven bajo el viento azulado azul plata a la luz de la luna mágica de los animales nocturnos del campo y los gatos suburbanos a lo lejos el pueblo tiene luces amarillentas que parpadean cada vez que me muevo el sonido de una radio vieja muy allá un locutor viejo publicita cosas olvidadas después una mujer canta una música de los tiempos de mi mama desde cerca de mi una vela ilumina y entiniebla mi rincón insectos sobrevuelan unos pocos la luz mi tiempo ese tiene un poco de tensión mi cuerpo debo quiero subir al techo trepar el árbol aquel ver el universo desde allí y estoy esperando un mensaje y estaba esperando un mensaje y sigo aquí y allá y nunca llega o no lo ví o si lo ví no entendí qué era? cuándo pasó? se fué? todo se va y voy  quedando en nada sin nada mis manos no pueden detener el tiempo no pude que fué lo que no ví yo preciso sabera veces habia tormentas fuertes por horas el viento barria las hojas los árboles quedaban desnudos harapientos las plantas perdian las flores los pájaros perdian a otros pájaros luego chillaban desesperados por días por días las casas perdian sus techos por veces los perros a sus amigos todos perdian por tiempos por tiempo y yo? yo que perdi? yo qué pedí? yo qué pedí? yo qué pedí? yo qué pedí? yo necesito saber yo necesito estoy viejo en el espejo mis manos tiemblan la enfermedad hoy ya no oigo ahora casi mis ojos secos borronean luces en estas horas yo solo se callar tengo la piel gastada y un presentimiento como esa vez gatie un desierto que nunca vi y halle una cueva y entre y caminé con miedo y vi al fondo vi y halle un juguente un muñeco que era mio que cuando era chico que no debía estar ahí que no podia ahí esa vez asi oh dios

viernes, 20 de julio de 2018


Traigo mis manos
tengo mis guantes
toma mis dedos
aquí están
mis ojos para vos
yo no sé si sé si al volar
después de tanto viaje
abrirá
el tiempo las cortinas
de seda roja para ver
no se no se
devuelve el perfume que se fue 
es preciso saber
qué apetitos maté
y aquella noche
y otra cómo será
tengo curiosidad
de ser
humo se expande
las luces me distraen oyamos
la emoción del ruido azul
la música ay ay ay
ay lloré te digo que
lloré
el dolor y lo aplasté
y arranqué del fondo oscuro una piedra un delirio una luz
un sagrado
que me acompaña
como perro que lame
caras
feliz se vé
un rayo y la sonrisa
esa y ese espejo
y ese ver
y un pie
y
quiero un poco mas...
aun.